Elige idioma:

Pendones del País Leonés

  • Desde las guerras medievales en las que las "mesnadas", tropas que luchaban al lado del Rey y los nobles, servían de forma temporal a un bando, no ha habido una forma clara de distinguir las fuerzas que estaban en batalla de uno y otro bando.
    Al no existir un determinado uniforme o indumentaria reglada para cada uno de los bandos, así como las constantes alianzas y desavenencias entre los distintos nobles, daban lugar a muchas confusiones en el campo de batalla. Por ello, empiezan a cobrar gran importancia las banderas y estandartes cuyos escudos y colores identifican de forma inconfundible a cada uno de los bandos que luchan en el campo de batalla. Estos estandartes son los "padres" de los actuales pendones.
    Dado que las primeras referencias encontradas a estos estandartes se han encontrado en documentos medievales, los historiadores afirman que estos símbolos militares identificativos de cada grupo en una batalla son los ascendientes directos de los actuales pendones. No obstante se cree que los pendones leoneses no son tan antiguos como algunos estudiosos indican. Los contratos de los bordadores de Astorga y León para hacer pendones encargados por los concejos o los mayordomos de las Iglesias, son del siglo XVI los mas antiguos, mucho mas abundantes en los siglos XVII y XVIII. Sin duda los pendones leoneses tienen su origen en los que llevaban los soldados de cada pueblo en las frecuentes luchas medievales, pero hay un paso intermedio que hay que demostrar y es su uso antes del siglo XVI.
    Con la finalización de la mayor parte de las guerras y cruzadas, y la aparición de los uniformes, estos estandartes van perdiendo su condición militar y empiezan a tomar un significado más popular y civil. En algunos casos, empiezan a lucir una cruz en su extremo superior, y empiezan a ser un elemento más en procesiones, fiestas y celebraciones religiosas. Cada pueblo o comarca solía contar con su propio pendón y sus propios colores, pero muchos se van perdiendo a lo largo de la historia y otros muchos caen en el olvido, manteniéndose en unas pésimas condiciones de conservación.
    La forma de muchos de los pendones, es rectangular o forma similar, de dos puntas con un corte central, siendo, en la mayor parte de los casos, mayor la punta superior que la inferior. La tela suele ser de seda, lana o algodón, tupida, fuerte y formando dibujos con el propio tejido. Las varas (palo donde se coloca el estandarte) pueden medir desde 5 metros hasta cerca de los 15 metros. Teniendo en cuenta estas longitudes podemos evaluar la dificultad que entraña portar uno de estos pendones.
    En lo que respecta a los colores que se lucen, se pueden ver colores desde el rojo o burdeos, color que simboliza el Reino de León (es el color que figura en el Pendón Real de León y en el escudo heráldico), el color verde, que en muchas ocasiones aparece mezclado con el rojo (dicen que cada banda roja significaba una batalla ganada), el morado el color que representa la liturgia y actos relacionados con las celebraciones religiosas, el color azul que se relaciona con diversas fiestas en honor de la Inmaculada Concepción y hasta los diversos colores como el blanco, amarillo y colores tierra que simbolizaban diversos aspectos desde la paz hasta premios militares.
    En Zamora durante la primavera se desarrollan varias romerías que tienen una gran tradición. Una de ellas es la de los Viriatos de Fariza (primer domingo de junio), en la que cientos de sayagueses se reúnen y caminan desde Fariza hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo. Lo llamativo de la romería son los ‘viriatos’, pendones blancos de gran tamaño que trasladan y que representan a cada una de las parroquias de la comarca.
    En la actualidad, hay muchas iniciativas para recuperar esta tradición y recuperar y restaurar muchos de los pendones leoneses; su uso, meramente civil ha quedado reservado a manifestaciones folclóricas, procesiones y romerías. Son un elemento visual muy atractivo y sus portadores son verdaderos maestros en la tarea de mantenerlo en equilibrio. Desde 2.004 existe la "Asociación de Pendones del Reino de León", que tiene como objetivos principales la realización de actividades sociales, culturales y recreativas que se desarrollan vinculadas a la recuperación, conservación, manifestación y difusión de los pendones leoneses, como significados elementos que integran nuestro patrimonio y representan nuestra identidad.