Elige idioma:

Reino de León, siglos X y XI

  • García I de León

    Ramiro II "el Grande" de León

    Alfonso V "el Noble o el Restaurador" de León

    Alfonso VI "el Bravo" de León

  • La época de formación del Reino de León abarca entre el 718 y 951, dentro del llamado "período asturiano".
    Los reyes leoneses de los siglos X y XI son los siguientes:
    García I
    . Primer rey nominativo de León, de 910 a 914. Tras la muerte de Alfonso III "el magno" de Asturias el reino se dividió entre sus tres hijos; Fruela heredó Asturias, Ordoño Galicia y García, el primogénito, se reservó León. Gran guerrero, fortaleció definitivamente la frontera meridional del reino hasta el río Duero, llevó a su ejército hasta el territorio de Arnedo para delimitar la expansión navarra. Murió en Zamora a comienzos de 914.
    Ordoño II. Rey de León de 914 a 924. Hijo de Alfonso III "el Magno" de Astrurias y de Jimena de Navarra. Rey de Galicia desde 910. Ubicó definitivamente el trono leonés en la ciudad de León. Soberano enérgico y batallador, sometió a su autoridad única todos los territorios del Reino de León, combatió exitosamente contra los musulmanes y sometió y castigó a los rebeldes castellanos.
    Fruela II. Rey de León de 924 a 925. Hijo de Alfonso III "el Magno" de Asturias y de Jimena de Navarra. Rey de Asturias desde 910. No siguió la política militar de los anteriores reyes, siendo considerado un rey incapaz de gobernar. Muere en el verano de 925 siendo enterrado en la Catedral de León.
    Alfonso Froilaz. Rey de León en 925. Hijo primogénito de Fruela II y de la primera esposa de éste Nunilo Jimena. Llegó al trono tras varias intrigas palaciegas. Su reinado fue efímero y poco importante; siendo destronado por Sancho Ordoñez.
    Alfonso IV "el Monje". Rey de León de 925 a 931. Hijo de Ordoño II y de Elvira. Llega al trono tras destronar a su primo Alfonso Froilaz y a su hermano Sancho Ordóñez. Casó con Oneca de Navarra en 925 cuando aún no era rey. Al morir su esposa, ingresó en un convento en la villa de Sahagún dejando el trono a su hermano Ramiro, ceremonia que se celebró en la ciudad de Zamora ante varios nobles del reino. Después de retirado de la responsabilidad del trono intentará recuperarlo en dos ocasiones ayudado por varios condes castellanos, coronandose en Simancas la primera vez y tomando la capital en la segunda. Pero Ramiro le derrota y le persige hasta Burgos donde podía encontrar apoyos, pero no fue así y Alfonso fue capturado. En ese momento Alfonso Froilaz vuelve de Asturias hacia León también para hacerse coronar rey, sin conseguirlo. Alfonso será cegado por Ramiro y vivirá ciego en el monasterio de Reforco hasta su muerte en 933.
    Ramiro II "el Grande". Rey de León de 931 a 951. Hijo de Ordoño II. Llega al trono leonés tras la muerte de su padre y de ayudar a su hermano Alfonso IV a coronarse rey deponiendo a su primo Alfonso Froilaz. Monarca enérgico y batallador vence a los musulmanes en las batallas de Zaragoza (937) y Pamplona (939). Tras la victoria de Simancas (939) extendió la frontera de su reino hasta el Tormes, repoblando Ledesma, Peña Ausende, Los Baños, Ribas, Alhandega y Salamanca. Hizo frente a los reiterados intentos de independencia castellana, por parte de Fernán González.
    Ordoño III “el Magno”. Rey de León de 951 a 956. Hijo de Ramiro II y de su primera esposa Adosinda. Tuvo que hacer frente a diferentess intentos de desmembramiento de su reino. Venció a navarros y castellanos en 953, cerca de León. Hizo una expedicción contra los musulmanes llegando hasta Lisboa, donde los venció en 955. Le sorprendió la muerte en 956 en un viaje por tierras de Zamora.
    Sancho I “el Craso”. Rey de León de 955 a 958 en su primera etapa. Hijo de Ramiro II y de Urraca de Navarra. Su figura, unida a un carácter orgulloso, fatuo y poco inteligente, le hicieron un rey muy impopular. Inició una campaña contra Córdoba en 957 de la que salió mal parado. Los magnates leoneses y Fernán González conspiraron para llevar al trono a Ordoño IV, renunciándo Sancho a su corona y refugiándose en Pamplona.
    Ordoño IV “El Malo”. Rey de León de 958 a 960. Hijo de Alfonso IV de León y de la reina Oneca de Pamplona. Logró el trono leonés con la ayuda de los nobles leoneses que expulsaron del trono a su primo Sancho I. Tras la vuelta a León de éste hubo de huir, primero a Burgos y después a Córdoba, donde murió en 962 ó 963.
    Sancho I “el Craso”. Rey de León de 960 a 966 en su segunda etapa. Una vez curado de su obesidad en Córdoba volvió a León, de donde expulsó a su primo Ordoño IV y se hizo de nuevo con el trono leonés. En los últimos años de su reinado se afianzaron las rebeliones independentistas gallegas y castellanas.  Murió en 966, envenenado en tierras gallegas.
    Ramiro III. Rey de León de 966 a 984. Hijo y sucesor de Sancho I. Subió al trono con sólo cinco años. Su madre y una de sus tías asumieron su tutela y regencia. Intentó adoptar una monarquía absolutista, lo que unido a sus continuas derrotas frente a los musulmanes hizo que los nobles se sublevaran y eligieran como rey a Vermudo II.
    Vermudo II “el Gotoso”. Rey de León de 984 a 999. Rey de León de 984 a 999. Hijo de Ordoño III. Tuvo que soportar que tras su victoria sobre Ramiro III el ejército de Almanzor permaneciera en tierras leonesas, hasta que en 987 los expulsa violentamente. La respuesta de Almanzor no se hizo esperar y devastó gran parte del Reino para entrar en León en 988. Murió en el Bierzo en 999.
    Alfonso V "el Noble" o "el Restaurador". Rey de León de 999 a 1028. Hijo y sucesor de Vermudo II. Heredó el trono a los tres años de edad, quedando bajo la tutela de su madre Elvira García. Su reinado estuvo lleno de inestabilidad política. En 1017 promulgó El Fuero de León. Reconstruyó la ciudad de León que había sido dañada por los ataques de Almanzor.
    Vermudo III. Rey de León de 1028 a 1037. Hijo y sucesor de Alfonso V. Durante su reinado el reino de Navarra alcanzó su máximo esplendor quién conquistó las tierras entre el Cea y el Pisuerga primero y las de Astorga y León después.  Ni Astorga, ni León serían recuperadas hasta la muerte del rey navarro Sancho.  Posteriormente también recuperó las tierras entre el Cea y el Pisuerga.  Murió en la batalla de Tamarón.
    Fernando I. Rey de León de 1037 a 1065. Sucesor de Vermudo III de quién era cuñado. Hijo de Sancho III de Navarra. Llegó al trono tras la batalla de Tamarón en la que acabó con Vermudo III. Se autotituló Imperator. Convocó el Concilio de Coyanza en 1050. Tuvo conflictos territoriales con Navarra y con los musulmanes de los cuales consiguió el vasallaje de Zaragoza, Toledo, Badajoz y Sevilla. Repartió sus reinos entre sus hijos, correspondiéndole el de León a Alfonso.
    Alfonso VI "el Bravo". Rey de León de 1065 a 1109. Hijo y sucesor de Fernando I. Tuvo enfrentamientos territoriales con su hermano Sancho de Castilla. En 1065 tras los ataques de Castilla sobre el Reino de León tan sólo resistirá a los mismos Zamora, capital de facto del Reino, concentrándose en ella el grueso del ejército leonés y superando un asedio de meses, que acabará tras la muerte del rey castellano Sancho por parte del zamorano Bellido Dolfos en complicidad con Doña Urraca. Con la bendición del Papa de Roma el Reino de León pasa  a convertirse en Imperio en 1077, siendo la Corona Leonesa suprema sobre el resto de reinos peninsulares, coronándose los reyes leoneses como emperadores de Hispania. Alfonso VI además casará a una de sus hijas con Raimundo de Borgoña, a quien encomendará la misión de una nueva repoblación de las tierras de la actual provincia de Salamanca. Es bajo su reinado, además, en 1098, cuando se crea el escudo del Reino de León, siendo el símbolo heráldico más antiguo de un reino de Europa.